Con este blog, queremos conseguir apoyar al desarrollo de huertos sostenibles en los centros escolares y facilitar su uso como recurso para el trabajo de capacidades y contenidos del programa educativo del centro.

On 0:07 by Huertos y Jardines Escolares in ,
Hola hortelanos y hortelanas!

Esta semana hemos encontrado en la red este artículo sobre las Patrullas verdes "energéticas", contando la experiencia en un centro publico de Madrid en el proyecto 50/50 que trata sobre el ahorro energético y nos ha encantado la iniciativa...

En el colegio de Rubén, ya no hay a quien se le escape una luz encendida ni han vuelto a resbalar las gotas de un grifo mal cerrado. Gracias a las patrullas verdes de las que él mismo forma parte, han logrado reducir hasta un 24 % el gasto en luz de su colegio y un 20 % el de agua durante el pasado curso escolar. En total, 1.800 euros que se volverán a reinvertir en la escuela. Y lo mejor de todo no es el ahorro (que no es poco), sino que ahora Rubén sabe que su pequeño gesto de patrullero medioambiental ha logrado un pequeño cambio en el consumo energético del planeta entero.

«Cuando nuestros alumnos vieron el ahorro que se estaba logrando se implicaron todavía más queriendo incluso dejar de utilizar la pizarra digital o tener todas las luces apagadas», explica Alberto Fernández, jefe de estudios del Colegio Pi I Margall. 

Así que hemos contactado con Laura Ramos, de Ecoo, para que nos cuente de qué va...

¿En qué consiste el proyecto?


EL proyecto tiene como objetivo la colaboración entre las comunidades educativas y las administraciones locales para lograr un ahorro de consumo energético en los centros educativos, así como una mayo sensibilización de la población en relación a la eficiencia energética. Para ello, se incluyen incentivos económicos para que las escuelas y los administradores de los edificios escolares (normalmente los ayuntamientos) ahorren energía: el 50% del ahorro de energía conseguido mediante las medidas de eficiencia energética adoptadas por los alumnos y los maestros vuelve a las escuelas a través de una aportación económica; el restante 50% es un ahorro neto para la autoridad pública que paga las facturas.
Conocer, entender, ser consciente y participar en el cambio de hábitos y de comportamiento para construir un futuro energéticamente sostenible, es clave en la transformación del actual modelo energético en uno más justo, democrático y sostenible.
Interiorizar desde la infancia el impacto de nuestro consumo medioambiental y socialmente, y trabajar de manera coordinada desde los valores de compromiso y cooperación, nos une en un proyecto colaborativo con un mismo objetivo: el bien común.

¿Cómo surge el proyecto?

El proyecto 50/50 es una experiencia educativa que se viene aplicando con éxito en diferentes colegios de Alemania desde principios de los años noventa, y ha ido alcanzando una repercusión cada vez mayor de manera progresiva. Sin embargo, es en el año 2008 cuando el proyecto adquiere una nueva dimensión y mayor impacto. En España, comenzó aplicarse en colegios de Barcelona, y posteriormente, en todo el territorio nacional.

El proyecto 50/50 se enmarca en la iniciativa Ecooolocal, fruto del encuentro de dos experiencias innovadoras en el ámbito de la participación ciudadana en materia de energía: Ecooo y el proyecto Rubí Brilla. Juntas, están poniendo en marcha en otras ciudades y municipios los cambios estructurales necesarios que permitan “disfrutar de una vida digna sin sobrepasar los límites que nos impone la naturaleza”, y a partir de una ciudadanía empoderada.

La iniciativa Ecooolocal, trasladada a los centros escolares a través del proyecto “50/50” tiene, además, un valor pedagógico: toda la comunidad escolar decide y pone en marcha medidas de ahorro: eliminar puntos de luz innecesarios, aprender a regular la calefacción o programar el apagado y encendido de aparatos.

Los “equipos energéticos” formados por alumnado, profesorado y personal de comedor, limpieza o conserjería de los colegios, centros deportivos y culturales han conseguido en Rubí transformar hábitos y reducir considerablemente el gasto en energía. La implantación del proyecto en ámbitos como los centros escolares, permite beneficiarse de la enorme riqueza imaginativa de niñas y niños, que diseñan y desarrollan en común nuevos trucos que hagan de sus centros, más sostenibles y eficientes energéticamente.

¿Cómo participar en el proyecto?
Para saber cómo participar y resolver dudas podéis escribir al correo contacto@ecooo.es.